Si quieres iniciarte en la técnica, te recomendamos comenzar por una simple espuma aireada de zanahorias.

Haz un zumo de medio kilogramo de zanahorias lavadas y peladas, coloca en un bol, y agrega 5 gramos de lecitina de soya (soja).

Mezcla ambos ingredientes con un batidor manual hasta lograr una espuma de buena consistencia, gracias a la incorporación de los gases que permite el batido manual.

Puedes incorporar esta cantidad de lecitina de soya en cualquier zumo de fruta, para crear aires de fresas, melón, naranjas o cualquier sabor. Sirve a temperatura ambiente o frío, como si fuese un aire helado.

 


Fuente