Es difícil que una suculenta te defraude o que fracases en su cultivo. Su capacidad de sufrimiento es infinita y nos necesitan muchísimo menos de lo que pensamos. Aún así hay que tener en cuenta que son seres vivos y como tales tienen necesidades, aunque sean espartanas cien por cien. Vamos a ver algunos tips para cultivar suculentas saludables y sentirnos buenos jardineros.

Hay tres factores fundamentales a la hora de cultivar plantas suculentas: suelo, agua y luz.

1.- Suelo

Las suculentas necesitan un sustrato que drene bien. En los centros de jardinería encontraremos sustratos especiales para suculentas y cactus. Si vemos que usando uno de estos sustratos el suelo se seca demasiado deprisa podemos mezclarlo con sustrato corriente. Si usamos contenedores sin agujeros de drenaje, tazas, tarros de cristal, etc., podemos añadir una capa de grava en el fondo del mismo para que el sustrato drene.

tips-para-cultivar-suculentas-saludables-02

2.- Agua

Aunque las suculentas pueden sobrevivir mucho tiempo sin agua no pueden vivir eternamente sin ella. Es más su crecimiento se frenará si no tienen suficiente aporte hídrico. La mejor es regarlas cuando el sustrato está seco. Viene a ser una vez a la semana en verano y un poco menos el resto del año. El riego debe ser abundante, hasta que salga el agua por los orificios de drenaje. Lo que es fundamental es que el agua no quede encharcada pues si ocurre se pudrirán las raíces.

suculentas-saludables-1

3.- Luz

Las plantas suculentas necesitan mucha luz pero el sol directo no les va muy bien, sobre todo en las horas centrales del día. Un lugar muy luminoso con un poco de sombra les va perfecto. El sol directo puede quemar las hojas o al menos causar un oscurecimiento de las mismas. Todo ello dependerá de cada variedad o especie de suculenta. Por lo general las que tienen hojas de color verde brillante son las que más sombra y protección del sol precisan.

suculentas-saludables-2


Fuente