La clusia es un arbusto o árbol pequeño que puede llegar a los 6 metros de altura si no se poda. Aunque lo habitual es que alcance entre 1 y 3 metros de altura. Su follaje es muy ornamental, con hojas rígidas y brillantes en forma de gotas. Tiene una característica interesante: es capaz de absorber el dióxido de carbono por la noche, por lo que la fotosíntesis es más eficiente y se encuentra más protegida contra la deshidratación. Las flores son pequeñas y de color blanco, es una especie dioica, es decir, tiene plantas masculinas y femeninas. La floración se produce en primavera y verano. Sus pequeños frutos atraen a las aves.

Al ser originaria de la América tropical, sobre todo de Brasil, es una planta que precisa temperaturas cálidas y mucha luz. Es una planta perenne que puede florecer durante todo el año, aunque como hemos dicho lo hace sobre todo en primavera y verano. Lógicamente esa floración durante todo el año dependerá del clima donde la cultivemos.

caracteristicas-y-cultivo-de-la-clusia-fluminensis-02

Tiene un amplio uso en jardinería para coberturas y setos, especialmente en la costa, donde otras plantas tienen dificultades para adaptarse. También se puede plantar en macetas en terrazas o interior. También se suele cultivar de forma individual o formando pequeños agrupamientos. Necesita un suelo rico y bien drenado así como una buena exposición al sol.

caracteristicas-y-cultivo-de-la-clusia-fluminensis-03

El riego debe ser regular, al menos una vez a la semana. En primavera y verano podemos aumentar la periodicidad a dos veces por semana pero teniendo en cuenta las características del suelo pues necesita un suelo húmedo pero no encharcado. Cada seis meses es aconsejable abonar la tierra.


Fuente