El sorgo y la bioenergía en los procesos de generación de energía son los protagonistas del presente artículo.

“Nuestros cuerpos viven de la agricultura; nosotros venimos de la Tierra y retornaremos a ella, y es así que existimos en la agricultura tanto como existimos en nuestra propia carne”. Del poeta Wendell Berry.

Según un informe presentado por el ingeniero agrónomo Diego Maranesi , dentro de los cereales, el desarrollo del cultivo de sorgo y la bioenergía es claramente relevante pensando desde la sustentabilidad y la sostenibilidad.

El cultivo del sorgo tiene un alto potencial para utilizarlo en la bioenergía.

Sin ser especialista en el tema y siempre enfocando a la educación, buscando una alternativa para explicar los circos productivos que se desarrollan más allá de cumplir una función alimenticia saludable, me pero compartir algunas novedades.

“La agricultura es la madre fecunda que proporciona todas las materias primeras que dan movimiento a las artes y al comercio”. Manuel Belgrano

La bioenergía y la agricultura

El cultivo biológico tiene un alto potencial para utilizarlo en la bioenergía. (Pixabay.com)

El sorgo azucarado más eficaz es el híbrido conocido en una de sus variedades “dulces” que se presenta con tallos jugosos y con más de () 8% Brix en jugo de tallo.

Los tallos tienen que ser jugosos en lugar de secos, y dulces en lugar de no dulces. (Rooney, 2000). Aclaremos que Brix es una medida de sólidos solubles incluyendo minerales y azúcares. Para la producción sustentable de etanol, se necea un nivel mínimo de Brix mayor a 16 – 18 grados.

La bioenergía en la generación de electricidad

Estamos hablando de producir bioetanol de primera generación- fermentación de azúcares- y otros subproductos fibrosos – del bagazo y los residuos de cosecha- que son rentables como biocombustibles sólidos y en la coproducción de electricidad.

En este caso en particular, se los conoce como sorgos fibrosos. Esa denominación se debe a  la cuantiosa cantidad y calidad de la fibra de los tallos.

El cultivo de sorgo es clave por su eficiencia en el uso de la radiación solar (1,4 a 2,8 g biomasa/MJ), tiene un bajo costo de la llamada energía metabólica para construir biomasa o carbohidratos.

Es de ciclo corto ya que en 3 o 4 meses produce biomasa y utiliza eficientemente el agua.

¿Qué es la energía metabólica?

Para continuar aprendiendo tengamos en cuenta que la energía metabólica es según las ciencias naturales “aquella generada por los organismos vivos gracias a procesos químicos de oxidación como producto de los alimentos que ingieren.

“El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que realizan las células para obtener energía, y sintetizar compuestos”

La caña de azúcar es utilizada también hace varios años como materia prima renovable para producir bioetanol y bioelectricidad.

Hoy se está trabajando en la incorporación del sorgo para ampliar la oferta primaria, extendiendo la zona de producción y el uso de infraestructura.

Planta para bioenergía capaz de generar biogas en Bandelow, Alemania. (Sean Gallup/Getty Images)

La maravillosa naturaleza

Qué maravillosa es la tierra, es nuestra “madre” para los que no perdimos contacto con ella. Es la Madre Tierra nos alimenta, nos cuida y nos protege. Como reza un Canto de los indios Navajos que fueron cazadores y recolectores nómadas del suroeste norteamericano:

“Los pensamientos de la tierra son mis pensamientos. La voz de la tierra es mi voz. Todo lo que pertenece a la tierra me pertenece. Todo lo que rodea a la tierra me rodea. Qué hermosa es, qué hermosa es”.

La Tierra nos ofrece sus mejores nutrientes para producir alimentos a través de la agricultura. La tierra es un ser vivo que nos mantiene, sostiene, protege y nutre.

Los adelantos tecnológicos y las investigaciones constantes que el siglo XXI nos acerca, peren también en este caso, aprovechar el almidón del grano de sorgo como una opción adicional al uso del grano de maíz para producir bioetanol.

No nos dedicamos a la agricultura, tal vez ni tierra disponible tengamos, pero es interesante conocer cómo se preparan las nuevas generaciones para producir equilibradamente, cómo la labranza moderna y sustentable busca la rotación de los cultivos, el uso de los fertilizantes y el manejo responsable de la tecnología.

El mundo se prepara para producir energía renovable que respete el medio ambiente

Como decía el biólogo y filósofo japonés Masanobu Fukuoka:

“La naturaleza no cambia, pero sin embargo invariablemente cambia con el tiempo la forma de mirarla. No importa la época, la agricultura natural existe desde siempre como fuente de la agricultura”.

Seguramente te quedaste pensando en el destino de algunos cultivos para la producción de combustibles en vez de alimento.

Articulo original aquí