En Instagram, se hace llamar “El Refleccionista” y al ver las imágenes que comparte, está claro que hace magia con sus reflejos y paisajes.

La idea de esta usuaria, que mantiene su anonimato en las redes sociales, es mostrar la versatilidad de los espejos, a través de una técnica original que también resalta la belleza de la naturaleza.

En una nota de Bored Panda, El/La Refleccionista cuenta que todo partió cuando encontró un espejo en la habitación de su abuela, quien había fallecido hace poco tiempo.

Para honrarla, pensó darle un uso especial: creó fotografías de paisajes que incluyen reflexiones. Es una forma de mostrar lo que hay al otro lado de la cámara, esa magia de estar en dos lugares simultáneamente.

El resultado es hermoso y su idea, ¡muy original!



Fuente