Todos los días tienen 24 horas, pero unos se hacen más largos que otros.

No paramos de hacer cosas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos y parece que incluso nos falta el tiempo.

La consecuencia directa de ello es que nos quedamos sin energía con más frecuencia. Sabes a lo que nos referimos, ¿verdad?

Por eso, te traemos unos licuados energéticos que te ayudarán a llegar a la cena con toda la potencia que precisas.

No obstante, antes también queremos darte algunos consejos que te vendrán genial.

A veces, nos da pereza irnos a la cama pronto. Hemos estado toda la jornada trabajando y queremos disfrutar de nuestro tiempo libre, pero el sueño es fundamental.

Así pues, te sugerimos que hagas una buena programación del día para poder descansar. Incluso, puedes fabricarte un horario, hoy tenemos un montón de aplicaciones para ello.

Lo más deseable sería poder incluir una siesta de unos veinte minutos después de comer. Si para ti es inviable, piensa que las ocho horas de sueño diarias tienen que ser sagradas.

Asimismo, te invitamos a que incorpores el ejercicio matutino. Media hora o 45 minutos de deporte todas las mañanas te servirán para afrontar la jornada con el cerebro lleno de energía positiva y el cuerpo activado.

La actividad física segrega las hormonas de felicidad y reduce las del estrés. Empezar con buen ánimo es fundamental, ya que nos concentramos más y recibimos los retos con mejor predisposición.

Ten en cuenta que la alegría vigoriza, mientras que el estrés agota.

Con estos tips y los licuados que te presentamos, estarás imparable.

Licuados energéticos para poder con todo

1. Leche de almendra y plátano

Ingredientes

  • 1 vaso de leche de almendra (200 ml)
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)
  • 1 cucharada de cacao (10 g)
  • 1 cucharadita de mantequilla de maní (12 g)
  • 1 cucharadita de semillas de chía (5 g)

Preparación

  • Añade todos los ingredientes, excepto la chía, en el vaso de la licuadora y procesa hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Por último, espolvorea las semillas de chía por encima.

Valor energético

  • El plátano es rico en minerales y en hidratos de carbono de absorción lenta.

Gracias a esto último, tendrás un aporte de energía extra, mientras que los minerales, como el potasio, nutrirán bien tus tejidos para que soporten el desgaste al que los vas a someter.

  • Por su parte, la almendra y el cacao son ideales para paliar la fatiga mental y mantener la musculatura activa.
  • Por último, la mantequilla de maní ofrece una gran cantidad de calorías, por lo que aumenta su aporte energético.
  • No obstante, si sigues una dieta con fines de pérdida de peso, puedes prescindir de esta grasa.

2. Plátano y fresa

Licuado de Fresa y Plátano

Ingredientes

  • Un vaso de leche de avena (200 ml)
  • 1 plátano
  • 3 fresas
  • Ralladura de naranja

Preparación

  • Pela y trocea el plátano y lava las fresas.
  • Añádelas en el vaso de la licuadora junto con la leche de avena y procesa durante unos minutos.
  • Por último, añade la ralladura de naranja y vuelve a mezclar.

Valor energético

  • La leche de avena es muy rica en proteínas que, como sabes, se encargan de convertir la grasa en músculo. Además, tiene suficientes calorías para darte la resistencia que necesitas.
  • En el caso de la fresa, contiene muchas vitaminas y equilibra la presión arterial. De esta manera, tu cuerpo está tranquilo, pero preparado para enfrentar las vicisitudes que te esperan.

3. Piña y mango

licuado-melon-kiwi-mango

Ingredientes

  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)
  • 1 rodaja de piña
  • 1 yogur natural (125 g)
  • 1 mango

Preparación

Pela el plátano, la piña y el mango y mézclalos en la batidora con el resto de ingredientes

Valor energético

  • La piña aporta una gran cantidad de calcio, pero también mucha fibra, así como potencia diurética.

La ventaja de esto último es que la eliminación de toxinas favorece que tengamos la tensión arterial en cifras óptimas para trabajar con tranquilidad.

  • En cuanto al mango, nivela el azúcar en sangre. Así evitamos los bajones de energía que su déficit provoca.

Ten en cuenta que no hay mejor forma de obtener esta sustancia que a través de la fruta. Los snacks y dulces del mercado están elaborados con azúcar procesado y este es más perjudicial que otra cosa.

Cuando estamos cansados, solemos recurrir a refrescos o bebidas energéticas, pero ¿no te has dado cuenta de que el tiempo de su eficacia es muy corto?

Están pensadas para producir picos de fuerza que duran un lapso de tiempo muy corto. Además, incluyen sustancias que dañan nuestro organismo.

Por ello, lo mejor es que tomes estos licuados energéticos por la mañana, hagas tus cinco comidas al día, descanses bien y practiques ejercicio a diario.

Tener un buen plan de vida te ayuda a disfrutarla con salud.


Fuente