Puerta del Sur S.A., concesionaria del Aeropuerto de Carrasco, anunció la puesta en marcha de nuevos proyectos centrados en el uso de energías limpias y renovables, que le perirán disminuir su huella de carbono.

Según establece su Reporte de Sostenibilidad, mejorar la eficiencia y generar energía renovable son los dos pilares del plan global de la empresa para desarrollar un sistema limpio, seguro y amigable con el medio ambiente. Además de promover el uso eficiente del agua y el reciclaje de los residuos, Puerta del Sur apuesta a dos grandes proyectos para concretar su objetivo de ser un “Aeropuerto Verde”.

El primero consiste en la inauguración de un nuevo sistema de climatización basado en la instalación de dos bombas de calor, cuya acción integral multiplicará el rendimiento tradicional en un 400. Este sistema perirá ahorrar el equivalente al consumo eléctrico de 700 hogares durante un año, además de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en 600 toneladas anuales, disminuyendo notoriamente la polución. Asimismo, este punto de partida perirá también realizar ahorros a fin de mejorar la compeividad de la terminal y hacer más eficientes las operaciones de las compañías aéreas.

La instalación del nuevo sistema de climatización fue desarrollada por la empresa de origen finlandés Oilon, que cuenta con  más de 20 años de experiencia en el desarrollo e instalación de proyectos con bombas de calor.

“El aeropuerto es una de las principales entradas al país y nos parece importante apostar por la eficiencia energética. Con la tecnología disponible actualmente, es posible disfrutar una temperatura adecuada con un consumo mínimo, cuidando esa energía que es de todos y que hace al presente y al futuro del mundo entero”, señaló Diego Arrosa, gerente general de Puerta del Sur.

El segundo proyecto de la empresa, que comenzará a ser desarrollado en el segundo semestre del año, consiste en la instalación de una Planta de Generación Solar Fotovoltaica que perirá al Aeropuerto de Carrasco generar energía limpia para uso propio.  En una primera etapa, con una potencia de 0,5 MW, esta planta aportará parte del consumo de la terminal aérea, complementando la energía proporcionada por UTE con una propuesta totalmente renovable.

“Un aeropuerto verde es aquel que utiliza los recursos con responsabilidad, procurando usar sistemas renovables para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Carrasco cumple con esos lineamientos, generando un impacto mínimo en el entorno y multiplicando acciones para mejorar el rendimiento energético”, afirmó Arrosa.

Con un crecimiento promedio anual estimado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) de 10,5% en el tráfico doméstico y de 5,1% en el tráfico internacional en los próximos 20 años, el Aeropuerto de Carrasco es una terminal de referencia en la región. El plan de inversiones de Puerta del Sur, que tendrá la concesión hasta el año 2033, considera la eficiencia energética como uno de los pilares para el crecimiento.


Fuente