Dormir es una de las actividades biológicas más importantes para la salud física y mental.

Aunque muchos lo ignoran, durante el periodo de descanso se llevan a cabo una serie de funciones que son determinantes para el óptimo estado de los órganos y la salud emocional.

El problema es que el estilo de vida moderno, la tecnología y otros factores están disminuyendo la calidad de sueño y, en casi todos los casos, ocasionan dificultades que se ven reflejadas en el estado de ánimo y la salud en general.

El insomnio y los trastornos de sueño están estrechamente relacionados con la falta de concentración, la irritabilidad, la depresión y una serie de enfermedades que afectan la calidad de vida.

Debido a esto es primordial prestarle atención de forma oportuna y adoptar hábitos que permitan mejorarlo en poco tiempo.

Una de las formas de alcanzar un sueño reparador consiste en incluir en la dieta algunos ingredientes naturales que relajan el cuerpo y prolongan el descanso.

A continuación queremos revelar los 9 mejores para que no dudes en probarlos.

1. Leche

La leche caliente es uno de los remedios más eficaces contra el insomnio y las dificultades para dormir. Esto se debe a su alto contenido de calcio y triptófano, un aminoácido esencial que aumenta la producción de melatonina u hormona del sueño.

Para obtener este beneficio basta con ingerir una taza de leche caliente momentos antes de ir a la cama.

2. Lechuga

Una deliciosa ensalada de lechuga fresca o una infusión de las hojas pueden servir como alternativa natural contra los trastornos que impiden alcanzar un sueño reparador.

Esta planta tiene propiedades calmantes y analgésicas que disminuyen la tensión, los dolores de cabeza y el estrés.

3. Valeriana

te-valeriana

Las propiedades sedantes de la valeriana están comprobadas científicamente y, de hecho, muchas compañías farmacéuticas la emplean para la fabricación de medicamentos contra el insomnio, la depresión y los dolores.

Al consumirla a través de extractos o infusión se eleva la sensación de bienestar y aumenta la producción de las hormonas del sueño.

La raíz de la planta cuenta con principios activos que relajan los músculos, potencian el equilibrio emocional y prolongan el descanso.

4. Almendras

Las almendras y otras variedades de frutos secos pueden contribuir a dormir mejor y sin interrupciones.

Esto se debe a su alto contenido de triptófano, un aminoácido que aumenta la producción de melatonina.

Además, supone un aporte significativo de magnesio, un mineral esencial que relaja los músculos y participa en la conciliación del sueño.

5. Miel de abejas

Miel

La miel de abejas pura contiene un tipo de azúcar natural que le indica al cerebro que debe disminuir la función de la orexina. Esta última sustancia está relacionada con la vigilia y la incapacidad para dormir sin interrupciones.

Basta con agregarla a un té caliente o un poco de agua tibia.

6. Chocolate negro

Una pequeña cantidad de chocolate negro le proporciona un “extra” de antioxidantes a tu organismo y potencia la calidad del sueño.

Este delicioso alimento estimula la producción de serotonina, un tipo de hormona que relaja el cuerpo y la mente.

7. Bananas

Bananas

Muchos expertos en salud natural aseguran que las bananas son el mejor medicamento para dormir bien.

Su ventaja sobre las pastillas convencionales es que no causan efectos secundarios y le proporciona nutrientes al cuerpo para mejorar la salud.

Es una de las fuentes naturales de triptófano y también estimula la producción de serotonina.

Además, le aporta al organismo una buena cantidad de potasio y magnesio, dos minerales esenciales que relajan los músculos y el sistema nervioso.

8. Flor de la pasión

La flor de la pasión (Passiflora incarnata) es una hierba tradicional que se ha utilizado en muchas culturas para calmar los nervios e inducir al sueño.

Contiene una sustancia activa llamada harmina, que aumenta la producción de serotonina y melatonina.

No provoca reacciones negativas en el sistema nervioso y su infusión se puede suministrar tanto a niños como a adultos ante situaciones de estrés, tensión y dificultades para dormir.

No se debe ingerir en exceso porque puede ocasionar somnolencia a lo largo de la jornada.

9. Manzanilla

El extracto y la infusión de manzanilla disminuyen la tensión y ejercen un efecto sedante que contribuye a dormir mejor.

Estos remedios son muy suaves con el organismo y cuentan con propiedades que calman el estrés, el dolor y los problemas digestivos.

Para finalizar, recuerda que, adicional al consumo estos ingredientes naturales, debes procurar armonizar tu habitación y hacerla lo más cómoda posible.


Fuente