La mayoría de las mujeres queremos lucir hermosas hasta cuando nos despertamos. Sin embargo, por el estrés y el cansancio de la jornada solemos acostarnos sin llevar a cabo una rutina de belleza nocturna.

Lo que no tenemos es cuenta es que durante la noche se llevan a cabo una serie de funciones que permiten renovar la piel para que luzca radiante a la mañana siguiente.

Al no apoyar esos procesos con los hábitos nocturnos, es común que empiecen a aparecer imperfecciones y se acelere el envejecimiento.

Por esta razón, lo más conveniente es preparar una rutina de belleza que no nos lleve mucho tiempo, pero que sea suficiente para cuidar la piel.

A continuación queremos compartir 9 buenas costumbres que puedes practicar todos los días para despertar radiante cada mañana.

1. Utiliza removedor de maquillaje

Ninguna excusa es válida para dormir con el maquillaje puesto. Los productos cosméticos nos hacen lucir muy bien pero pueden generar obstrucciones en los poros, y puntos negros.

Consigue una leche limpiadora, o bien, opta por emplear un aceite esencial como el de ricino o de almendras.

No te olvides de retirar la totalidad del rímel y lápiz delineador, ya que ambos tienden a debilitar las pestañas cuando se dejan por mucho tiempo.

2. Lava el rostro con agua fría

Aunque en horas de la noche lo que menos quieres es sentir frío en tu piel, una de las mejores cosas que puedes hacer es lavar tu cutis con agua a esta temperatura.

Así no solo quitarás la suciedad e impurezas superficiales sino que tonificarás y sellarás los poros dilatados.

Utiliza un jabón suave o natural para evitar alteraciones en el pH.

3. Usa crema hidratante corporal

Cremas para eliminar las manchas de las manos

Para que todo el cuerpo amanezca suave e hidratado, aplícate cada noche una buena cantidad de crema hidratante corporal.

Este producto retiene los aceites naturales de la dermis y evita que desarrollen antiestéticas imperfecciones por resequedad.

Ten en cuenta que debes usar una crema diferente para el rostro porque su piel es mucho más delicada.

4. Aplícate vaselina en los pies

Sin que muchas veces lo notes, los pies comienzan a resecarse y desarrollan callosidades que lucen bastante mal.

Esto Ocurre porque olvidamos proporcionarles hidratación y cuidados especiales para quitarles las células muertas.

Si aplicas todas las noches un poco de vaselina los podrás humectar para ablandar su piel y mejorar su aspecto en poco tiempo.

5. Usa una crema para el contorno de los ojos

Mascarilla para el contorno de los ojos

Cuanto antes empecemos a cuidar el contorno de los ojos, menos probabilidades hay de desarrollar arrugas prematuras o las temidas “patas de gallo”.

Esta zona de la cara es mucho más sensible y tiende a debilitarse con más facilidad por los rayos UV y las toxinas.

Por eso, cada noche, antes de ir a dormir, es conveniente usar una crema nocturna que ayude a reparar y reafirmar su piel.

Además, con este producto también reducirás la inflamación y las ojeras que suelen hacerte lucir cansada por las mañanas.

6. Depila las cejas

Si eres de las que prefiere depilar sus cejas sin ayuda de un estilista, tienes que saber que uno de los momentos más adecuados para hacerlo es antes de dormir.

Al tener esta costumbre le darás tiempo a la piel para que se relaje y disminuya ese enrojecimiento que se produce tras extraer el vello.

Por si fuera poco, en este lapso también se reducirá la sensibilidad, un factor que poco conveniente cuando hay rayos UV presentes.

7. Hidrata las cutículas

Hidrata las cutículas

Para mantener unas uñas hidratadas y fuertes es primordial proporcionarles humedad y nutrientes a través de las cutículas.

Si no cuentas con una crema para manos especial, frótales una pequeña cantidad de aceite de oliva o de coco.

8. Blanquea tus dientes

Aunque no es posible blanquear demasiado los dientes manchados, un cepillado semanal con bicarbonato de sodio contribuye a aclararlos.

Aplícate el producto con tu cepillo de dientes, déjalo actuar un par de minutos y enjuaga.

9. Cuida las pestañas

Pestañas

Tras quitarles la totalidad de maquillaje, aplícate un poco de aceite de ricino en las pestañas para nutrirlas y aumentar su volumen.

Este producto ayuda a fortalecerlas, evita su caída y es idóneo para estimular su crecimiento natural.

En conclusión, si le dedicas unos cuantos minutos a los hábitos de belleza nocturnos podrás aprovechar el periodo de descanso para mantenerte hermosa y joven.

Sigue todos estos consejos y nota que, con pequeños cambios, puedes lograr resultados sorprendentes.


Fuente