Según un dicho popular, “no hay nada más indefenso que una mujer con las uñas recién pintadas”. Pues bien, sin tomarlo tan literal, no podemos negar que esos minutos después de la manicura son eternos y nos impiden llevar a cabo muchas tareas.

El uso de uno o varios esmaltes, sin importar su calidad, implica que nos quedemos más quietas que nunca para no arruinar los decorados.

No obstante, esto suele ser un problema, porque casi siempre nos cuesta trabajo permanecer totalmente inmóviles mientras la pintura se seca por completo.

Como entendemos que es algo que pasa a menudo, a continuación queremos compartir 8 interesantes trucos con los que conseguirás que se sequen mucho más rápido. ¡No dejes de probarlos!

1. Aceite de oliva

Además de ser uno de los mejores ingredientes para fortalecer las uñas débiles, el aceite de oliva es un buen aliado para lograr un secado rápido.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tras aplicar la pintura sobre las uñas, deja que pasen unos minutos y aplícales una capa de barniz transparente.
  • Luego, de forma casi inmediata, úntalas con una gota de aceite de oliva.
  • Distribuye el producto con un pincel y déjalo unos segundos.

2. Limpiador de polvo

Los limpiadores manuales que se utilizan para remover el polvo de las grietas y los rincones difíciles sirven para lograr un secado rápido sin arruinar el esmalte.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aleja las uñas del soplador y acciónalo durante varios minutos.
  • Trata de mantenerlas a una distancia adecuada para que la presión del aire no corra el producto.

3. Aplica capas delgadas de esmalte

Aplica capas delgadas de esmalte

Uno de los errores que suelen cometerse al pintar y decorar las uñas es aplicar capas gruesas de esmalte pensando que así ahorrarán tiempo.

Lo cierto es que este método tarda más en secar y, por si fuera poco, se arruina más fácil tras entrar en contacto con otras sustancias o superficies.

Para que esto no te ocurra nunca más, recuerda que es preferible aplicar dos capas finas de esmalte.

¿Cómo utilizarlo?

  • Escurre el pincel del esmalte y aplica una fina capa sobre la uña.
  • Déjalo secar unos segundos y aplica otra capa delgada.

4. Secador del cabello

En los salones de estética profesional tienen unos secadores de uñas que se utilizan para dejar la manicura perfecta.

Como es probable que nos cueste mucho adquirir uno, lo podemos remplazar con la secadora para el cabello.

¿Cómo utilizarla?

  • Separa las uñas a unos 20 centímetros del artefacto, ajústalo en la temperatura más baja y pásalo unos segundos sobre estas.

5. Aerosoles

aerosol

Aunque por cuestiones ambientales no son tan recomendados, los aerosoles secantes para las uñas funcionan a la perfección.

Estos se consiguen en los centros de belleza, o bien, en las tiendas donde venden productos estéticos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tras aplicar la pintura, rocía una pequeña cantidad de aerosol y espesa unos dos minutos.
  • Si quieres ser un poco más amable con el entorno, opta por los aerosoles de aceite de cocina.

6. Agua helada

Por si no lo tenías presente, los esmaltes de uñas secan mucho más rápido cuando se exponen a bajas temperaturas tras ser aplicados.

El agua helada o con cubos de hielo es una solución muy interesante.

¿Cómo utilizarla?

  • Vierte algunos cubos de hielo en un recipiente con agua y, tras terminar la pintura, espera unos segundos y sumerge las manos.
  • Asegúrate de separar bien los dedos para que las uñas no se toquen entre sí.
  • Déjalas 3 minutos y retíralas.
  • Para terminar, permite que se sequen al aire libre.

7. Congelador

Congelador

Como dijimos en el punto anterior, las bajas temperaturas son las mejores para lograr un secado perfecto y rápido.

Si no quieres malgastar tus cubos de hielo, puedes optar por introducir las manos de forma directa en el congelador.

8. Esmaltes de secado rápido

Al momento de comprar tus esmaltes puedes preguntar por aquellos que cuentan con propiedades de secado rápido.

Los más comunes son los transparentes, que se usan como capa final para sellar los demás colores mientras se acelera su secado.

¿Cómo utilizarlo?

  • Cubre las uñas con una fina capa de esmalte transparente de secado rápido.
  • Déjalo actuar unos 3 minutos y listo.

Como puedes notar, hay varias formas curiosas de secar las uñas rápido sin tener que soplarlas por largo tiempo. Prueba la que más te llame la atención y deja de perder tiempo.


Fuente