Suele ocurrir que, por alguna razón, el agua logra entrar al interior de nuestro oído. Esto puede llegar a causarnos incomodidad e incluso dolor.

Por ello es importante encontrar la manera de sacarla rápidamente y causando el menor daño posible a nuestro oído.

 Seguramente en algún momento has tenido la mala suerte de que el agua haya entrado en tu oído, y te haya causado una variedad de síntomas como:

  • Cosquilleo
  • Malestar
  • Dolor
  • Pérdida de equilibrio
  • Pérdida de audición

Por este motivo es muy importante sacar el agua de la forma más efectiva y procurando no causarle más daño a nuestro oído.

Si quieres saber cómo lograrlo, en este artículo hallarás 8 remedios caseros para sacar el agua de los oídos, ¡no te lo pierdas!

1. Con ayuda de la gravedad

Es la manera más sencilla y menos invasiva para eliminar el agua que se encuentra dentro de tu oído.

Para lograrlo:

  • Inclínate de forma paralela hacia el suelo, dejando que tu oreja se encuentre completamente de lado.
  • Coloca la palma de la mano encima de la oreja, presionando con fuerza durante un par de segundos, para favorecer la succión. Repite varias veces hasta no sentir agua dentro.
  • Utiliza un bastoncillo de algodón para eliminar el resto de agua que pueda existir.

2. El bostezar ayudará a tu oído

Provocar el bostezo e incluso masticar puede ayudar a sacar con facilidad el agua del canal auditivo.

De esta forma causamos presión dentro del oído medio, redirigiendo los líquidos que se encuentran dentro.

3. Secador de cabello

secador-oido

Esta herramienta puede ayudarnos a evaporar el agua que se encuentra dentro de nuestro oído sin necesidad de introducir cosas dentro.

Para ello, solo tienes que:

  • Tomar tu oreja por el lóbulo y estirarlo suavemente.
  • Encender el secador de cabello en temperatura media.
  • Mantener una distancia de entre 10 y 15 centímetros (4 y 6 pulgadas).
  • Ajustar el secador en una posición en la que el oído pueda recibir todo el aire durante, al menos, 30 segundos.
  • Repetir el proceso de ser necesario.

4. La maniobra Valsalva y tu oído

Creada por el médico italiano Antonio María Valsalva, esta técnica es reconocida como una de las mejores formas para empujar el agua fuera de tus oídos:

  • Respirar profundamente, cerrar la boca y utilizar los dedos en forma de pinzas para cerrar las fosas nasales.
  • Soplar suavemente el aire de la nariz, lo que regulará la presión del aire y permitirá que las trompas de Eustaquio (ubicadas dentro del oído) estén abiertas de nuevo.

5. La sal

sal-oido

La sal es conocida por sus grandes capacidades de absorberla humedad, y puede ser utilizada sin ningún riesgo para eliminar el agua de los oídos.

¿Qué debes hacer?

  • Calienta 1 cucharada (10 g) de sal en el microondas.
  • Pon la sal en un paño de algodón.
  • Recuéstate y coloca el trapo sobre el oído durante al menos 5 minutos.
  • Repite, de ser necesario.

6. Un poco de ajo dentro del oído

No solo te ayudará a combatir la humedad, sino que, además, podrás aprovechar sus propiedades antibacterianas para prevenir así las posibles infecciones en tu oído.

Además, lograrás reducir considerablemente el dolor:

  • Selecciona un diente de ajo limpio y sano para extraerle el jugo.
  • Inserta entre 3 y 4 gotas de su zumo dentro del oído.
  • Espera al menos un minuto para que el ajo cumpla su función.
  • Deja secar el oído naturalmente.
  • Repite luego de 2 horas de ser necesario.

Quizá te podría interesar: 15 usos saludables del ajo

7. El peróxido de hidrógeno

peroxido-oido

Con propiedades efervescentes, el peróxido de hidrógeno es capaz de eliminar el agua dentro de los oídos con mucha facilidad.

También es efectivo para acabar con la cera y cualquier otro residuo que pueda encontrarse dentro del canal auditivo:

  • Con ayuda de un gotero esterilizado, inserta entre 4 y 5 gotas de agua oxigenada dentro del oído.
  • Espera al menos dos minutos.
  • Inclina el oído hacia abajo para permitir la salida del líquido.

8. Alcohol y vinagre

Un remedio muy utilizado por nuestros abuelos que no solo ayuda a sacar el agua de los oídos también tiene propiedades antibacterianas que  combaten cualquier infección que pueda existir:

  • Mezclar 1 cucharadita de alcohol con una de vinagre (10 ml).
  • Con ayuda de un gotero, recolecta entre 3 y 4 gotas de la mezcla.
  • Aplícalas en el oído y espera 30 segundos mientras frotas suavemente el exterior.
  • Inclina el oído hacia abajo para que el líquido pueda salir.

En caso de que hayas intentado todas las opciones y ninguno de estos remedios funcione con su problema, te recomendamos consultar con tu médico de confianza para que te recete un tratamiento específico.


Fuente