El baño suele ser el centro de la rutina matutina. Tal vez creas que tus hábitos de limpieza son excepcionales y que esta habitación está perfectamente limpia y pulcra.

Aunque puedas tener toda la razón es importante recordar que en esta zona de tu casa hay algunas bacterias y toxinas dañinas.

Quizás desde pequeño has tenido el hábito de dejar ahí el cepillo de dientes porque te parece más práctico pero no es tan buena idea para tu salud.

Aquí te hablaremos de las 8 cosas que nunca debes dejar en tu baño. Toma nota y descubre por qué.

1. Cepillo de dientes

Si hay una cosa que todo el mundo deja en el cuarto de baño es su cepillo de dientes. Sabemos que es más sencillo entrar y simplemente tomarlo. Sin embargo, hay riesgos, en especial si tienes compañeros de baño.

Los investigadores de la Universidad de Quinnipiac (Connecticut, Estados Unidos) encontraron material fecal en el 60% de los cepillos de dientes guardados en baños compartidos, independientemente de cómo se almacenaran.

Esto significa que aunque mantengas buenos hábitos, al final estás promoviendo el crecimiento de bacterias.

Además, no debes olvidar que el baño es una zona muy húmeda. Esto impide que tu cepillo de dientes se seque correctamente entre uso y uso. Nuestra recomendación es que guardes el cepillo de dientes en tu habitación o en una zona de la casa que sea más seca.

Para evitar que se ensucie puedes adquirir un estuche para cepillo de dientes. Los hay completos y otros que solo cubren la zona donde se ubican las cerdas.

2. Medicinas

El calor y la humedad del baño le restan efectividad a los fármacos. En algunos casos pueden perder sus propiedades antes de la fecha de caducidad indicada en la caja.

Para guardar tus medicamentos recuerda:

  • Elegir lugares que sean frescos y secos. Cualquier cajón de tu habitación es buena idea. En cambio, la cocina presenta los mismos problemas que el baño y es mejor evitarla.
  • Mantén tus medicamentos en su empaque original. Esto no solo te permitirá identificar bien de qué se trata y tomar la pastilla correspondiente en cada caso. Además, podrás consultar la fecha de caducidad y evitarás que se dañen o trocen.
  • Deja tus medicamentos con todas sus etiquetas y en un lugar donde no sean de fácil acceso para los niños.

3. Hojas de afeitar

El ambiente húmedo puede hacer que las cuchillas de metal se oxiden, incluso antes de utilizarlas.

El único momento en que puedes dejarlas en tu baño es cuando aún están en su paquete bien sellado.

Este consejo también es válido para las tijeras y todos los productos que contengan metal y se puedan oxidar con facilidad.

4. Maquillaje

Mantener tu maquillaje en el baño puede ser un inconveniente y no durará mucho, ya que los productos caducarán antes de tiempo.

El calor y la humedad van degradando poco a poco tus sombras, rubores, labiales y bases. Además, algunas bacterias se pueden instalar en estos productos con gran facilidad.

Lo mejor que puedes hacer es mantenerlos en un lugar seco y fresco en tu habitación. Uno de los trucos de belleza es que guardes los esmaltes de uñas en el refrigerador: esto evitará que se sequen y se espesen.

5. Perfumes

Tu fragancia favorita podría llegar a convertirse en un olor rancio si la mantienes en el baño durante mucho tiempo. Las altas temperaturas y el vapor del agua hacen que las fragancias cambien.

El consejo es que los mantengas en tu habitación en un cajón o en un lugar donde la temperatura sea relativamente constante.

6. Preservativos

¿Tienes un gabinete en tu baño que puede parecer muy discreto y te parece el lugar perfecto para guardar los profilácticos? Bueno, este es un gran error. El lugar correcto sería tu mesita de noche.

La exposición al calor y a la humedad puede dañarlos con el tiempo, disminuyendo así su porcentaje de eficacia.

7. Joyería

Al igual que las hojas de afeitar, tu joyería y bisutería favorita pueden verse afectadas por la humedad en el aire.

Aquellos objetos que no son originales y que están bañadas en metal o en otro material pueden empezar a oxidarse. La plata, por su parte, se empaña con mayor rapidez.

Lo ideal es que tengas una cajita especial para tus joyas. Estas suelen estar bien cerradas y en la parte de adentro tienen secciones protegidas con tela de gamuza. La función de esto es que el polvo no entre y que tus joyas se mantengan en buen estado siempre.

8. Peines y cepillos

cosas que no debes dejar en el baño

Los peines y cepillos de cabello que mantenidos a la intemperie también son propensos a acumular gérmenes. Incluso si los mantienes dentro de un cajón, no será suficiente si se encuentra dentro del ambiente húmedo del baño.

La humedad del aire ayuda a que las bacterias prosperen e incluso puede causar la formación de moho en los cepillos. Guardarlos en tu dormitorio es lo ideal.

Como puedes ver, almacenar ciertas cosas en el baño no es lo más apropiado. Si tienes dudas con algún objeto que no hayamos mencionado, piensa si puede existir algún problema con el desarrollo de gérmenes.


Fuente