¿Eres de esas personas que algunos días se sienten muy hinchadas? Puede ser fruto del calor, de alguna comida o de los ciclos hormonales, pero es una cuestión incómoda que nos gustaría resolver con rapidez.

Por este motivo te ofrecemos algunos tips para eliminar líquidos de manera natural, sin efectos secundarios.

Descubre cómo puedes lograrlo con remedios tan sencillos como una infusión, un batido o una técnica de cepillado.

Eliminar líquidos en cuestión de horas

Hay alimentos que favorecen la retención y otros que, por el contrario, nos ayudan a eliminar líquidos cuando nos sentimos más hinchados de lo habitual.

El primer paso para eliminarlos consiste, por lo tanto, en prescindir de aquellos que no nos convienen. La clave está en reducir la sal y todos aquellos alimentos que la contienen de manera más o menos disimulada:

  • Quesos curados.
  • Embutidos y ahumados.
  • Conservas y encurtidos.
  • Patatas fritas, aceitunas, frutos secos con sal y otros aperitivos.
  • Pizzas y otros precocinados.
  • Salsas.

1. Menos sodio, más potasio

La sal de mesa, que es cloruro de sodio, debería estar fuera de nuestra alimentación siempre.

Podemos consumir, en cantidades moderadas, sal marina o agua de mar, las cuales contienen muchos otros minerales, como el potasio, y nos ayudan a mantener el equilibrio en el organismo.

En el momento en que nos sintamos hinchados debemos evitar por completo la sal y consumir alimentos ricos en potasio, como:

  • Aguacate
  • Frutos secos (pistachos, avellanas y almendras sin sal)
  • Legumbres
  • Quinoa
  • Espinacas
  • Coco
  • Plátano

2. Para empezar… Bebe agua

Bebe agua

Parece una contradicción, pero beber agua nos ayuda a eliminar líquidos. Solamente hay una condición: debemos beberla en ayunas o con el estómago vacío.

Si la bebemos con la comida o justo después, nos provocará el efecto contrario y nos hinchará todavía más.

Empieza el día bebiendo dos vasos de agua un rato antes de desayunar y tómate, por lo menos, dos vasos más por la mañana y otros dos por la tarde. Notarás sus efectos diuréticos al poco tiempo.

3. Prepárate un batido de pera y diente de león

Si te gustan los batidos, te proponemos dos ingredientes con propiedades muy diuréticas: la pera y la hierba de diente de león. Ambos te ayudarán a eliminar líquidos, a la vez que te aportan minerales y cuidan también la función de tu hígado.

El diente de león lo puedes coger con facilidad del campo, si tienes posibilidad, ya que es muy abundante, o bien comprarlo como hierba seca.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 pera

Preparación

  • Calienta el vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, añade la cucharada de diente de león y permite que se realice la decocción durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y reserva.
  • Pela la pera, retírale las semillas y trocéala para facilitar el licuado.
  • En el vaso de la licuadora, añade la infusión de diente de león y la pera y procesa hasta conseguir una mezcla homogénea.

4. Disfruta de un jugo de sandía

sangria de sandia

La sandía es una fruta excelente para eliminar líquidos, gracias a su alto contenido en agua, que además nos aporta muy poquitas calorías y nos hidrata en profundidad.

También es un alimento rico en potasio y antioxidantes.

Una manera de tomarla consiste en batirla junto con sus semillas para ir bebiéndola de manera continuada durante toda la mañana.

5. Caldo de apio y cebolla

Para los días más fríos tenemos la alternativa de los caldos y las sopas, que no solamente son diuréticos, sino que también depuran el organismo de toxinas.

Para que un caldo nos ayude a combatir la retención de líquidos debemos añadirle, por lo menos, apio y cebolla, que son dos de las hortalizas más diuréticas que hay.

Además, le darán un delicioso sabor y podrás tomarlo entre comidas y a modo de entrante.

6. Infusión de cola de caballo y té verde

Una opción sencilla y que podemos tomar tanto fría como caliente son las infusiones, que también nos ayudan a beber agua si nos cuesta tener este hábito.

La cola de caballo nos permite eliminar líquidos a la vez que nos aporta minerales como el silicio, una manera de aumentar la orina sin desmineralizarnos.

El té verde es una bebida imprescindible ya que, además, de ser diurética también es un poderoso antioxidante.

Podemos combinarlas o alternarlas, y recomendamos beberlas a lo largo de la mañana. 

7. Cepillado en seco

La técnica del cepillado en seco, para la que solamente necesitamos un cepillo de cerdas naturales, es un método manual que nos provoca un drenaje linfático y favorece la eliminación de líquidos casi de forma inmediata.

Lo puedes hacer durante 10 o 20 minutos y observarás que, además de provocarte ganas de orinar si estás hinchado, también mejora la circulación y te deja la piel mucho más suave.


Fuente