La cúrcuma es una especia hindú que se ha utilizado desde la antigüedad como ingrediente para la gastronomía y la medicina alternativa.

Se caracteriza por su particular color naranja, su aroma y sabor. Pertenece a la familia de las zingiberáceas, al igual que el jengibre.

Se cree que fue utilizada por primera vez en la India en el año 610 a. C, época en la que se comenzó a valorar como colorante para diversas comidas.

Desde entonces, y hasta la actualidad, ha sido un alimento infaltable de la cocina de muchos lugares en todo el mundo.

Muchos la llaman “la reina de las especias” porque sus nutrientes y beneficios para la salud son superiores a los de muchos otros ingredientes.

Según los datos del Journal of the American Chemical Society, a la cúrcuma se le atribuyen cualidades antiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas, entre otras.

Además, cuenta con una riqueza de vitaminas, minerales, fibra dietética y otros compuestos esenciales que le aportan sorprendentes beneficios al cuerpo.

Como sabemos que muchos los desconocen, a continuación queremos repasar en detalle los 7 principales. ¡Descúbrelos!

1. Protege el hígado

Muchos de los principios activos de la cúrcuma son excelentes estimulantes de la desintoxicación del hígado.

Este órgano excretor del cuerpo se encarga de eliminar las toxinas a través de la producción de enzimas que apoyan el proceso de digestión.

Activos como la curcumina, el ácido cafeico y el borneol contribuyen a incrementar la acción enzimática para ayudar a descomponer con facilidad los desechos.

Por otro lado, al fortalecer y mejorar la circulación de la sangre, también facilita la labor del hígado en su proceso de depuración.

2. Fortalece el sistema inmunológico

Las propiedades antibacterianas y antivirales de la cúrcuma funcionan como apoyo del sistema inmunológico a la hora de combatir miles de patógenos que afectan la salud.

Por su aporte de una sustancia llamada lipopolisacárido, incluirla en la alimentación ayuda a aumentar la acción de los anticuerpos contra los agentes extraños que atacan el organismo.

Gracias a estas cualidades, su inclusión en la dieta reduce los riesgos de contraer gripe, resfriados y otros tipos de enfermedades respiratorias y virales.

3. Apoya la función digestiva

Indigestion-estomacal

La curcumina, uno de los compuestos activos más importantes de esta especia, estimula la producción de bilis por parte de la vesícula biliar, lo cual es clave para tener una mejor digestión.

Por su acción antiinflamatoria funciona como remedio para afecciones del intestino, tales como la colitis ulcerosa, el síndrome del colon irritable y los parásitos.

Está aconsejada como complemento para aliviar la gastritis crónica, la dispepsia y los gases digestivos.

Sin embargo, los pacientes con enfermedades en la vesícula no deben ingerirla, ya que podría empeorar su condición.

4. Es anticancerígena

La raíz de cúrcuma cuenta con más 10 sustancias activas que ejercen acción contra las células cancerígenas que forman tumoraciones.

Los más destacados son:

  • La curcumina
  • El beta-caroteno
  • La curdiona
  • El limoneno
  • El curcumenol

Según los análisis que se le han realizado, estos tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de varios tipos de cánceres, como es el caso de:

  • Cáncer de duodeno
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de colon
  • Cáncer de piel
  • Cáncer de próstata

Además, todo indica que el suministro de pequeñas dosis le ayuda a los pacientes a mitigar los efectos negativos de los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de esta patología.

5. Alivia la artritis

Alivia la artritis

Desde hace mucho tiempo las personas con artritis reumatoide y osteoartritis recurren al tratamiento alternativo con este ingrediente para disminuir el dolor y la inflamación.

Su poderosa acción antiinflamatoria y analgésica sirve como calmante natural de los síntomas principales de estas enfermedades crónicas.

Por otro lado, por su riqueza en antioxidantes inhibe el impacto negativo de los radicales libres sobre las células del cuerpo, lo que también apoya el tratamiento.

6. Controla el colesterol

Incluir esta especia en las comidas es muy saludable para el sistema cardiovascular. Sus propiedades favorecen la eliminación del exceso de colesterol, una sustancia lipídica que se acumula en los vasos sanguíneos aumentando el riesgo de obstrucción.

7. Ayuda en el tratamiento de la diabetes

Menor-riesgo-de-diabetes

Las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 pueden obtener varios beneficios si incorporan este ingrediente en su plan de alimentación.

Su riqueza en nutrientes y antioxidantes sirve para optimizar la función de la insulina en la sangre, factor clave en la disminución de los índices de glucosa.

No obstante, es esencial consultar al médico antes de ingerirla, ya que su combinación con algunos medicamentos puede provocar hipoglucemia.

Como puedes ver, la cúrcuma es una especia sorprendente en lo que tiene que ver con la salud. No dudes en incorporarla en tus batidos, ensaladas, sopas y muchas otras recetas.


Fuente