Para lucir un cabello saludable y atractivo es importante darle una limpieza diaria y, de ser posible, proporcionarle nutrientes “extra” a través mascarillas y productos hidratantes.

Como ya muchas lo saben, todos los días nos exponemos a las toxinas del ambiente, el humo del cigarrillo, el sudor y muchos otros factores que desmejoran su aspecto.

Además, no siempre tenemos tiempo suficiente para lavarlo y dejamos que, poco a poco, se acumulen restos de grasa, polvo y otro tipo de sustancias que a simple vista no podemos apreciar.

Esto, a su vez, da lugar a la aparición de olores desagradables que, aunque queramos disimularlos con el champú, son difíciles de neutralizar por completo.

Por fortuna, se han desarrollado muchos productos cosméticos y fragancias que ayudan a darle un olor delicioso casi todo el día.

Sumado a esto existen ciertas opciones naturales cuyas propiedades proporcionan un efecto similar sin exponer la melena a químicos.

A continuación queremos compartir las 7 más interesantes para que no dudes en incorporarlas en tu rutina de belleza capilar.

1. Aceite esencial de mandarina

El aceite esencial de mandarina tiene una suave fragancia cítrica que perdura durante todo el día cuando se aplica sobre el cabello.

Este no solo ayuda a evitar el olor a sudor y grasa, sino que aporta vitaminas E y B12, necesarias para inducir al crecimiento saludable.

Cabe destacar que también contiene sustancias antioxidantes que mitigan el daño oxidativo para evitar la sequedad y el encanecimiento prematuro.

Lo mejor de todo es que respeta el pH natural del cuero cabelludo, por lo que no aumenta la producción de sebo.

2. Aceite esencial de jazmín

Este aceite esencial tiene un delicioso aroma que, sumado a sus nutrientes, lo convierten en una de las mejores opciones para el cuidado capilar.

Sus propiedades detienen el exceso de producción de grasa, disminuyen la formación de caspa y ayuda a reparar las fibras dañadas para evitar la caída excesiva.

3. Agua de rosas

Agua-de-rosas

El agua de rosas es un líquido floral cuyas propiedades astringentes e hidratantes regulan el pH del cuero cabelludo y frenan el exceso de producción de grasa.

Tiene un aroma delicado y femenino que permite mantener una sensación agradable a lo largo de la jornada.

Dado su alto aporte de vitaminas B y E, se considera como uno de los productos más apropiados para conservar la suavidad y juventud de la melena.

4. Infusión de lavanda

La lavanda es una planta con un potente efecto limpiador y relajante que, además de tener un aroma concentrado, sirve para prevenir la caída excesiva y la pérdida de aceites naturales.

Su infusión se puede utilizar como loción capilar para eliminar esos olores que se adquieren en el ambiente y, de paso, proporcionarle brillo al cabello.

También se puede emplear como acondicionador natural para evitar esos molestos nudos que hacen complicada la tarea de peinarlo.

5. Aceite de coco

Aceite de coco

Considerado como uno de los productos para el cuidado capilar por excelencia, el aceite de coco tiene un olor dulce que te fascinará.

Sus principales beneficios se le atribuyen a su alto contenido de ácidos grasos de cadena media que, tras su aplicación, reparan el pelo maltratado y disminuyen la sequedad.

Tiene sustancias antibacterianas, antifúngicas y regenerativas que eliminan los hongos que causan la caspa mientras revitalizar las melenas secas y opacas.

También proporciona una cantidad significativa de proteínas y sirve para fortalecer las raíces del pelo y evitar la pérdida excesiva.

6. Aceite de almendras

El suave aroma del aceite de almendras es útil para perfumar los cabellos que sufren de exceso de sequedad, quiebre y caída.

Sus ácidos grasos sobreponen la pérdida de aceites en el cuero cabelludo y ayudan a retener la humedad para recuperar su fuerza y brillo.

Gracias a su aporte de vitaminas y minerales representa una buena opción para alisar la cutícula y controlar la descamación.

7. Aceite de limón

Aceite de germen de trigo y limón

El aceite esencial de limón tiene un olor cítrico de larga duración que disminuye el olor a humedad, grasa y otras sustancias que se van acumulando en el pelo.

Su aplicación incrementa la resistencia capilar y disminuye la permeabilidad para controlar la caída y debilitamiento.

Cualquiera que sea el producto que elijas, debes usarlo en pequeñas cantidades para no sobrecargar el cabello.

Anímate a usar el que más te llame la atención y descubre que puedes sentirte mejor cuando tu melena tiene un olor agradable.


Fuente