Las técnicas de maquillaje y los productos cosméticos se han convertido en los mejores aliados de la belleza femenina.

Con estos se pueden destacar los principales rasgos del rostro, se mejora la apariencia física y se cubren esas pequeñas imperfecciones que se consideran antiestéticas.

No obstante, su uso excesivo está desaconsejado, ya que puede tapar los poros e impedir la adecuada oxigenación de la piel.

Además, en ocasiones no hay suficiente tiempo para aplicarlos de la forma adecuada y se pueden cometer errores que se notan a simple vista.

Debido a esto, en algunas ocasiones lo más conveniente es lucir un look natural que haga lucir la piel fresca, joven y radiante.

Para conseguirlo, a continuación queremos compartir 7 trucos infalibles que puedes tener en cuenta en tu rutina. ¿Te interesa?

1. Utiliza protector solar

El uso diario de protector solar es imprescindible para mantener la piel saludable y sin alteraciones.

Aun cuando el pronóstico del clima asegura que estará nublado, los rayos UV que se filtran le pueden provocar arrugas prematuras, decoloración, flacidez y otras imperfecciones.

Para evitarlo, usa crema hidratante con protector solar (SPF). Con esta no solo estarás protegiendo la piel de sol, sino que le darás un extra de humectación.

2. Exfolia el rostro y el cuerpo

Los tratamientos exfoliantes son excelentes para que la piel de todo el cuerpo luzca limpia, fresca y con un brillo saludable.

Estos remueven las células muertas de la superficie de la dermis y aceleran su renovación para evitar el envejecimiento prematuro, las manchas y el acné.

Aunque en el mercado existen diferentes presentaciones, también se pueden emplear fórmulas naturales a base de miel, sal o azúcar gruesa, entre otros ingredientes.

¿Cómo preparar un exoliante para rostro y cuerpo?

Cómo preparar uno para rostro y cuerpo

Si quieres un producto neutro para el cuidado del rostro y del cuerpo, combina estos ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
  • 1 cucharada de azúcar gruesa (10 g)
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora todos los ingredientes en un cuenco y combínalos hasta conseguir una pasta espesa.
  • Extiende el producto con suaves masajes circulares, déjalo actuar 5 minutos y enjuaga.
  • Úsalo dos veces a la semana.

3. No te olvides del tónico facial

Un gran porcentaje de las mujeres olvidan este paso importante en su rutina de cuidado facial. Lo que desconocen es que es una gran manera de equilibrar el pH, lo que le da un aspecto más uniforme y renovado.

Algunas alternativas naturales a los tónicos comerciales son:

  • La infusión de apio
  • El agua de rosas
  • El agua de hamamelis
  • El jugo de pepino
  • El vinagre de manzana
  • La infusión de romero

4. Cuida tus pestañas y cejas

Cuida tus pestañas y cejas

Tanto las cejas como las pestañas desempeñan un papel principal en la belleza del resto del rostro; por esto, para estar radiantes de forma natural se les debe prestar más cuidado.

A ambas se les puede dar un “extra” de nutrición usando una pequeña cantidad de aceite de oliva o ricino.

También hay que tener mucho cuidado al usar depiladoras o rizadoras, ya que su uso excesivo tiende a debilitar los vellos.

En el caso de las cejas es importante darles una forma adecuada según el tipo del rostro, en especial cuando son muy abundantes y no tienen una definición natural.

5. Presta atención a los labios

La piel de los labios es mucho más delicada que la del resto del cuerpo y ante los cambios bruscos del ambiente suele perder humectación.

Para mantenerlos atractivos y saludables no olvides exfoliarlos de forma regular y aplicarles bálsamo protector.

6. Aprovecha tu cabello

Aprovecha tu cabello

El cabello es un gran atractivo de la mujer y su belleza puede complementar los rasgos faciales. Para aprovecharlo en el look natural se debe mantener limpio, hidratado y con un buen peinado.

La aplicación de un tratamiento reparador ayudará a combatir la sequedad, las puntas abiertas y otra serie de alteraciones que lo hacen lucir mal.

Reducir al máximo el uso de los elementos de calor evitará que se dañe y pierda su brillo natural. Además, si utilizas un peine adecuado lograrás darle forma sin quebrarlo.

7. Duerme bien

Ningún truco de belleza funcionará si no se cumple con un horario de sueño adecuado. Durante la noche, al descansar, se lleva a cabo un proceso de regeneración y oxigenación celular que permite que el rostro se refresque y luzca descansado al día siguiente.

Cuando no se duerme lo suficiente aparecen antiestéticas bolsas, ojeras y manchas que, por obvias razones, no contribuyen a la belleza natural.

Ahora que ya sabes cómo lucir hermosa sin necesidad de usar maquillaje, no dudes en practicarlo de vez en cuando para dejar descansar la piel de los productos químicos agresivos.


Fuente