Tener espinillas puede ser un síntoma de algún problema interno de salud.

Si presentas este incómodo problema, toma buena nota e intenta dilucidar las posibles causas. Y es que es posible que haya algo más detrás de esta afección.

Tipos de espinillas y granos

  • Los puntos blancos son bultos blanquecinos que no llegan a salir a la superficie de la piel. En el caso de que consigan es porque el poro se han obstruido por el exceso de sebo.

Lo más recomendable en estos casos es llevar una limpieza habitual para reducir su aparición.

  • Las pápulas son un tipo de protuberancia de color rosado y con forma cónica que no contiene pus.
  • En la misma línea se encuentran las pústulas, que son más pequeñas y redondeadas y que no provocan ningún tipo de dolor.
  • Más allá de las espinillas y granos, también es fácil encontrar nódulos y quistes.

En estos casos estaríamos ante un tipo de acné que puede llegar a ser muy doloroso, ya que son inflamaciones profundas de la piel y pueden durar semanas o meses.

  • Por último, encontramos el acné conglobata que suele aparecer en la espalda, glúteos, pechos y hombros. Puede dejar cicatrices.

1. Espinillas en la frente y las cejas

Si tenemos espinillas en las frente y las cejas quizá lo que nos esté intentando decir esto es que existe algún problema con nuestro tracto gastrointestinal.

En el caso de que las espinillas aparezcan en el puente de la nariz, entre las cejas, puede indicar que el problema estaría relacionado con el funcionamiento del hígado.

Posible solución

  • Para acabar con este molesto problema es fundamental evitar los alimentos más grasos y fritos.
  • También se recomienda reducir el consumo de alcohol.

2. Espinillas en la nariz

Espinillas

Tener espinillas en la nariz es una señal de que existen problemas relacionados con el funcionamiento del sistema cardiovascular.

No hay que asustarse, ya que, en la gran mayoría de los casos, estará relacionado con el estrés.

Posible solución

Si te encuentras en esta situación es fundamental que intentes llevar un tipo de vida saludable, relajarte más y cuidar tus horas de sueño.

3. Espinillas en las orejas

Si las molestas espinillas aparecen en las orejas deberemos prestar atención a nuestra salud hepática y a nuestro sistema urinario. Y es que esta zona está relacionada con el buen funcionamiento de los riñones.

Posible solución

Para evitar que el problema de las espinillas se acentúe sería conveniente que redujéramos el consumo excesivo de sal y café.

Asimismo, en caso de no beber suficiente agua, deberemos consumir la cantidad diaria recomendada de 2 litros.

4. Mejillas y pómulos

acne

Si tenemos espinillas tanto en los pómulos como en la parte superior de las mejillas debemos tener cuidado.

Y es que estas zonas podrían indicar un problema relacionado con el funcionamiento de los pulmones y bronquios, en definitiva, en el sistema respiratorio.

No obstante, también pueden ser un síntoma simplemente relacionado con una alergia, o problemas dentales en el caso de que estén en las mejillas, por lo que no debemos alarmarnos.

Posible solución

  • Lo mejor que podemos hacer para combatir estas espinillas será observar nuestro sistema respiratorio y comprobar que todo vaya correctamente.
  • Tampoco estará de más que paseemos al aire libre, y evitemos el tabaco.

Así, además de no fumar, sería conveniente alejarnos de los fumadores para no convertirnos en fumadores pasivos.

  • No olvides tener una buena higiene en la cavidad bucal e intenta comer menos dulces y refrescos azucarados.

5. Espinillas en los labios

Si las espinillas o el acné aparecen en la zona que hay alrededor de la boca quizá tengamos algún tipo de problema relacionado con la digestión y, como consecuencia de ello, también malestares estomacales y cólicos.

Posible solución

  • Si tomamos mucha comida rápida, deberemos intentar dejar de hacerlo (o, al menos, reducir el consumo).
  • Asimismo, deberemos introducir en nuestra dieta alimentos ricos en fibra, como verduras y frutas.

Espinillas en el mentón

Las espinillas en el mentón están asociadas a problemas de ovarios y, en definitiva, al sistema reproductivo.

Otro motivo son los desequilibrios hormonales fruto de la menstruación.

A la hora de valorar y evaluar el alcance del problema deberemos tener en cuenta la cantidad, así como la frecuencia con la que aparecen.

Posible solución

  • Podemos aplicar una crema específica que nos ayuden a secar las espinillas.
  • No obstante, en el caso de que esto se convierta en un problema recurrente, es conveniente que acudamos al médico.


Fuente