¿Tienes dificultades para conciliar el sueño o te despiertas durante la noche? Si es así, más vale que empieces a tomar todas las medidas que sean necesarias para hacerle frente al insomnio.

Si bien al principio parece normal tener este tipo de dificultades, el no controlarlas hace que las jornadas sean mucho más pesadas y menos productivas.

Una mala calidad de sueño provoca pérdida de las energías físicas y mentales, alteraciones en el estado de ánimo, problemas de concentración y otros efectos negativos que desmejoran la calidad de vida.

Por fortuna, son muchas las cosas que podemos hacer para combatir este problema y recuperar cuanto antes las horas de descanso.

Una solución eficaz y 100% natural consiste en incorporar una variedad de plantas relajantes en el interior de la habitación.

Estas no solo tienen un toque decorativo y le dan vida a los espacios, sino que cuentan con propiedades desestresantes y purificadoras que promueven un sueño saludable.

En este espacio queremos compartir las 6 mejores para que no dudes en elegir la que más llame tu atención. ¡Descúbrelas!

1. Jazmín

El jazmín es una planta exótica a la que se le atribuyen cualidades calmantes sobre el cuerpo y la mente. Está demostrado que controla la ansiedad, lo que influye en una mejor calidad de sueño.

Esto indica que mantenerlas en la mesita de noche, o bien en otro rincón de la habitación ayuda a conciliar el sueño con facilidad y permite lograr la relajación.

2. Lavanda

La lavanda es una planta muy popular por sus cualidades aromáticas y relajantes. Se utiliza en muchas terapias para controlar la ansiedad e inducir al sueño.

Los olores que despiden sus flores ralentizan el ritmo cardíaco e inhiben la producción de cortisol, conocida como la hormonal del estrés.

Aunque muchos prefieren usarla a través de aceites o productos perfumados, proponemos aprovecharla en su forma más natural: una bonita planta de interior.

3. Aloe vera

aloe veraEl aloe vera está catalogado como una de las mejores plantas para purificar el aire, según la NASA. Al parecer, emite oxígeno por la noche, lo cual favorece un sueño profundo y reparador.

Cabe destacar que es una de las más fáciles de cultivar y conservar, pues no requiere abonos especiales o riegos constantes.

Los egipcios la bautizaron como la “planta de la inmortalidad” pues cuenta con muchas aplicaciones medicinales y estéticas.

Puedes ponerla en el interior de tu dormitorio, aunque se aconseja que sea en una ventana para que reciba suficiente luz solar.

4. Gardenia

La gardenia se caracteriza por sus hojas perennes brillantes y sus flores perfumadas que tienen un efecto relajante.

Es una de las plantas que no causan problemas en el interior de la habitación y, por el contrario, favorece la calidad de sueño.

Hay estudios que afirman que Gardenia jasminoides es tan eficaz como el Valium en el alivio de la ansiedad, el estrés y el insomnio.

No obstante, es un poco más difícil de mantener, ya que sus hojas y flores requieren de muchas atenciones.

5. Valeriana

valeriana

La valeriana es una bonita planta perenne de flores rosadas o blancas que liberan un exquisito perfume.

Esta se ha utilizado desde el siglo XVI como compuesto activo para la fabricación de fragancias, pero más tarde su raíz se comenzó a usar en té y tintura para combatir el insomnio.

Su descubrimiento como relajante se le atribuye al médico y filósofo romano Galeno, que fue uno de los primeros en recetarla.

Más adelante se determinó que su prescripción era correcta, pues los aromas de la planta son muy efectivos contra los problemas que impiden un buen dormir.

Ten en cuenta que la planta debe ubicarse en un sitio donde reciba el sol, pues lo necesita al menos 6 horas diarias.

6. Palma de bambú

Una pequeña palma de bambú o palma de caña es una opción perfecta para purificar el aire y armonizar los ambientes.

Sus propiedades permiten disfrutar de un aire más fresco durante el día, pero también influyen en la sensación de relajación por la noche.

Como sus orígenes son exóticos, el bambú tiene un toque decorativo muy especial para tu habitación.

Tan solo debes mantenerle su suelo ligeramente húmedo y procurar ubicarlo en un lugar donde le dé un poco de luz solar.

Antes de elegir cualquiera de estas plantas comprueba que no producen alergias en los niños o los animales de tu hogar.

Procura limpiarles las hojas cada semana y riégalas lo necesario para que no se sequen.


Fuente