El instinto de supervivencia provoca que el cuerpo tienda a acumular grasa para contar con reservas en caso de que carezcamos de alimento.

Dicha acumulación es especialmente molesta cuando se produce en los brazos, debido a su visibilidad.

Para evitar la flacidez resultante, lo mejor es entender por qué se produce y seguir nuestros consejos.

¿Por qué necesitamos ejercicios efectivos para fortalecer los brazos?

En las primeras etapas evolutivas las extremidades inferiores y superiores eran indispensables para sobrevivir, especialmente el cuádriceps y el tríceps, respectivamente.

En el caso de los tríceps, eran tan importantes porque eran los que aportaban la fuerza para conseguir la comida con la mano.

No obastante, hoy en día no necesitamos usarla a diario, aunque genéticamente estas partes están diseñadas para guardar más grasa que otras y tener una gran masa muscular.

Por tanto, esa grasa que no usamos se convierte en la flacidez que observamos en nuestras extremidades. Así, la mejor solución es combinar una dieta adecuada con ejercicios efectivos para fortalecer los brazos.

6 ejercicios para fortalecer los brazos

A continuación daremos una amplia variedad de posibilidades, que irá desde los clásicos hasta los más originales y rompedores:

1. Los fondos o dippings nunca fallan

Si eres de esas personas a las que le cuesta salir de casa, este es tu ejercicio: solo necesitas una silla y tu cuerpo.

  • Coloca la silla junto a la pared para evitar que se mueva.
  • Ponte de espaldas hacia ella, apoya las palmas de las manos sobre la misma y dobla los codos, de forma que subas y bajes tu cuerpo.
  • De esta manera, elevarás tu propio peso con la fuerza de tu cuerpo y podrás eliminar la grasa.

2. Las flexiones son muy útiles para fortalecer los brazos

Seguro que cuando estabas en el colegio hiciste alguna que otra: solo tienes que tumbarte y apoyar tu masa corporal sobre los tobillos y brazos. A continuación, sube y baja tu cuerpo.

Para evitar lesiones, asegúrate de adoptar la postura correcta. Es fundamental que cuides tu posición en este tipo de ejercicios, ya que hacerlos con una mala postura puede acarrear problemas más o menos graves.

3. Las pesas son infalibles

Las mancuernas son muy útiles y cómodas. Puedes hacerte con un par fácilmente para hacer ejercicio en casa, a la hora que tú quieras y haciendo simultáneamente la actividad que desees.

Además, las pesas te dan la oportunidad de trabajar distintas zonas, ya que favorecen la realización de varios ejercicios efectivos para fortalecer los brazos y terminar con toda la grasa.

4. Ponle ritmo a tu cuerpo: baila flamenco

bailar-flamenco-brazos

Somos muchas las personas que nos aburrimos al imponernos una rutina deportiva.

Sin embargo, la desidia pasa a ser diversión si añadimos la música y creatividad del baile.

Como sabemos, en el flamenco las extremidades tienen mucho protagonismo, por lo que, además de diversión, los distintos palos del género nos ofrecerá un gran número de ejercicios efectivos para fortalecer los brazos.

5. Libera estrés con el boxeo

Si buscas eliminar la grasa de tus brazos y, además, tienes una vida muy estresante, el boxeo es tu deporte.

Dicho ejercicio está cada vez más de moda entre la gente con vidas muy ocupadas, ya que libera el estrés que han acumulado durante todo el día.

Los ejercicios con el saco son los más eficaces, habida cuenta de que el tríceps aplica toda la fuerza al golpearlo, cuestión que garantiza resultados casi inmediatos sin la necesidad de entrar en combate.

6. No todo es meditar: prueba la postura de la cobra

Túmbate por completo boca abajo y levanta el tronco apoyando las palmas de las manos en el suelo.

Los brazos se tensarán hasta quedar completamente rectos, de forma que el peso del tórax se sostendrá con los tríceps.

En general, las asanas del yoga son ejercicios efectivos para fortalecer los brazos. Este tiene la ventaja de ser una disciplina menos agresiva que el fitness, amén de facilitar el correcto funcionamiento del organismo.

Ten en cuenta que ninguno de los ejercicios de la lista excluye a los otros, así que escoge los que te parezcan más divertidos y los que mejor se adapten a tus necesidades y, en poco tiempo, la flacidez de tus brazos habrá desaparecido.

Si además eres constante, la flojedad nunca más será un problema.

 


Fuente