La celulitis es una condición antiestética que afecta con regularidad a las mujeres, en especial a partir de la adolescencia.

Se trata de unos depósitos de grasa visibles sobre el tejido cutáneo, los cuales tienden a darle un aspecto de piel de naranja en zonas como las piernas y los glúteos.

Su presencia no suele alertar un problema de salud grave, aunque sí puede resultar por cuestiones hormonales, retención de líquidos y mal funcionamiento del sistema linfático.

Se estima que más de un 90% de la población femenina lo padece, en menor o mayor medida, incluso cuando la contextura es delgada.

Por fortuna, existen muchos métodos profesionales y caseros para combatirla de forma eficaz, y lograr mejorar en poco tiempo el aspecto de la piel.

No obstante, antes de iniciar su tratamiento, es primordial adoptar algunos hábitos para garantizar buenos resultados.

En el siguiente espacio te compartimos los 6 principales para que no dudes en tenerlos en cuenta cuando decidas hacerle frente a este problema.

1. Incrementa el consumo de agua

Si no consumes suficiente agua durante el día es necesario que consideres aumentar su ingesta con el fin de combatir de forma eficaz la celulitis.

Esta bebida natural promueve la eliminación de líquidos y toxinas retenidas en los tejidos, a la vez que controla la inflamación que influye en su aparición.

También optimiza el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático, ambos claves en la disminución de los depósitos de grasa.

2. Adopta una alimentación balanceada

Los hábitos alimenticios desempeñan un papel principal en el tratamiento contra la piel de naranja.

Si bien los productos de uso externo contribuyen a reducirla de forma notable, es casi imposible ver buenos resultados cuando no se mejora la dieta.

Por lo tanto, se debe limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, sal y azúcares artificiales.

Todas estas sustancias incrementan la formación de nódulos en la piel y, entre otras cosas, aumentan la retención de líquidos y la inflamación.

En su lugar, se deben elegir fuentes de nutrientes esenciales como:

  • Frutas y vegetales
  • Cereales integrales
  • Carnes magras
  • Pescado azul
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Aceite de oliva

3. Realiza una exfoliaciónMasaje anticelulitis

Exfoliar la piel de las áreas afectadas por este problema estético permite que los nutrientes de los productos cosméticos se absorban con más facilidad.

Este procedimiento elimina las células muertas que se van quedando retenidas en la superficie cutánea y, de paso, activa la circulación y estimula la regeneración de las células.

Para realizar una buena exfoliación se pueden utilizar ingredientes como el azúcar y los posos de café, o bien, elementos como los guantes o bandas exfoliantes.

El tratamiento se debe hacer siempre de abajo hacia arriba, mediante suaves movimientos circulares.

4. Masajea las zonas afectadas

La aplicación regular de masajes en las áreas afectadas por la celulitis es un gran complemento para su tratamiento.

Esta terapia estimula el funcionamiento del sistema linfático, mejorando su capacidad para remover las toxinas que están retenidas en los tejidos.

Lo ideal es mover las manos de forma ascendente y suave para facilitar la circulación de la sangre y aumentar la temperatura de la zona.

En las áreas donde hay nódulos visibles se puede presionar levemente con los puños cerrados, y realizar movimientos giratorios durante unos minutos.

5. Dile adiós al alcohol y el cigarrilloMujer con cigarro y copa de vino

Las bebidas alcohólicas y el cigarrillo afectan de forma directa la salud de los tejidos cutáneos, dificultando los procesos que remueven las grasas y las toxinas.

Ambos hábitos aumentan la presencia de desechos en el torrente sanguíneo, lo cual afecta la oxigenación de las células e incrementa la presencia de radicales libres.

Su consumo habitual aumenta los desequilibrios inflamatorios del cuerpo y los problemas en el funcionamiento del metabolismo.

Además, sus compuestos nocivos generan alteraciones en la microcirculación y dificultan las tareas del sistema linfático.

6. Adopta una rutina de entrenamiento físico

La práctica diaria de ejercicios físicos se convertirá en uno de los mejores aliados para reducir de forma rápida ese molesto aspecto que genera la celulitis.

Aunque implica un poco de esfuerzo y disciplina, es uno de los factores que contribuyen a combatir de forma directa la acumulación de grasa y toxinas.

Combinar el entrenamiento cardiovascular con el de fuerza facilitará la disminución de esta condición y, al mismo tiempo, contribuirá a mantener un peso equilibrado.

¿Lista para decirle adiós a este problema? Pon en práctica todas estas recomendaciones antes de utilizar tus tratamientos externos y descubre que puedes mejorar la apariencia de tu piel en cuestión de semanas.


Fuente