El cansancio es un síntoma muy común que puede aparecer como consecuencia de una mala calidad de sueño, un día de trabajo intenso o un viaje agotador.

Se trata de una debilidad física y mental que puede interrumpir la jornada, causando debilidad en el cuerpo y dificultades parar concentrarse.

En la mayoría de los casos es algo pasajero que desaparece con un adecuado descanso y el consumo de alimentos saludables.

Sin embargo, en ocasiones es la respuesta del organismo ante el ataque de alguna enfermedad, lo que hace que se presente de manera frecuente.

Por fortuna gracias a los compuestos activos de varios ingredientes naturales, se puede tratar con remedios caseros saludables y de muy bajo costo.

En esta ocasión queremos compartir 5 de ellos para que no dudes en considerarlos antes que los productos energizantes que venden en el mercado.

1. Infusión de jengibre

La raíz de jengibre es famosa por sus compuestos antiinflamatorios y analgésicos que actúan de forma eficaz contra los dolores y molestias musculares.

Su alto contenido de antioxidantes apoya la eliminación de toxinas del cuerpo y también inhibe el efecto causado por los radicales libres.

Su consumo tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso, lo que contribuye a aumentar las energías para tener un mejor rendimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Coloca a hervir la taza de agua y luego viértela sobre el jengibre rallado.
  • Déjala en reposo por 10 minutos, cuela y consúmela.
  • Puedes tomar hasta tres tazas al día.

2. Bebida de avena

La avena contiene carbohidratos y fibra que aumentan las energías del cuerpo mientras reducen la sensación de agotamiento.

Está considerada como uno de los alimentos más saludables porque mejora la digestión y la salud cardiovascular.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g)
  • 1 vaso de leche de avena (200 ml)
  • Miel (opcional)

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla las cucharadas de avena con la leche y agrégale un poco de miel si la prefieres dulce.
  • Bate todo por unos instantes y sírvela sin colar.
  • Disfrútala a cualquier hora del día.

3. Jugo de manzana, naranja y limón

Manzana adelgazar

Esta deliciosa bebida, además de ser reconstituyente, es ideal para fortalecer las defensas del organismo y prevenir enfermedades.

Aporta cantidades importantes de vitamina C y fibra que impulsan la eliminación de desechos para un cuerpo más sano.

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 5 naranjas
  • 1 limón
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava y trocea las manzanas, sin retirarles su cáscara.
  • Extrae el zumo de las naranjas y el de limón.
  • Agrega todo en la licuadora junto con el agua y procesa todo hasta obtener un jugo homogéneo.
  • Sírvelo recién hecho, sin colar, preferiblemente en ayunas.

4. Infusión de ginseng

La raíz de ginseng es muy buena para la salud gracias a su alto contenido de vitaminas y minerales. Su consumo regular mantiene alejadas las enfermedades y disminuye la sensación de agotamiento relacionada con el estrés y la sobrecarga laboral.

Ingredientes

  • 1 trozo de raíz de ginseng
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (opcional)

¿Cómo prepararla?

  • Coloca a hervir el agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora la raíz de ginseng y déjala otros dos minutos a fuego bajo.
  • Retírala, déjala reposar y cuela el líquido.
  • Para potenciar sus efectos, agrégale un poco de miel y consúmela.
  • Tómala una vez al día, cada que desees combatir el cansancio.

5. Smoothie de yogur y plátano

Batidos-de-plátano

El smoothie de plátano y yogur es una bebida saludable que gracias a su aporte de fibra, minerales y vitaminas sirve para reducir el cansancio corporal y mental.

Contiene también germen de trigo, fresas y leche, ingredientes con carbohidratos y cualidades antioxidantes que frenan el daño oxidativo mientras disminuyen la sensación de hambre y de debilidad.

Ingredientes

  • 1 taza de yogur natural (240 g)
  • 1 plátano
  • 3 cucharadas de germen de trigo (30 g)
  • 5 fresas
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla (2,5 g)
  • 1 cucharada de leche descremada (10 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Corta el plátano en rodajas y lava bien las fresas.
  • Lleva a la licuadora junto con el resto de ingredientes y procesa por unos minutos hasta obtener un licuado homogéneo y cremoso.
  • Consúmelo de inmediato.

Con cualquiera de estos remedios caseros podrás combatir la sensación de cansancio para estar más activo y con mayor sensación de bienestar.

No obstante, es esencial que complementes su consumo con un sueño adecuado, una dieta balanceada y la realización regular de técnicas de relajación.


Fuente