¿Te gustaría tener un rostro más bello? ¿Has escuchado que el agua de rosas puede ser tu mejor aliada para conseguirlo? Tiene un aroma delicioso y sus beneficios son increíbles.

Entre sus propiedades destacan:

  • Ayudar en la cicatrización de la piel.
  • Tonificar la dermis y reducir el riesgo de formación de queloides.
  • Es un potente rejuvenecedor natural.
  • Deja tu piel suave, fresca y tersa.
  • Funciona como un colirio de aplicación óptica, muy eficaz en irritaciones oculares leves.

El agua de rosas es muy sencilla de elaborar y se puede adaptar a cualquier tipo de rostro. Prepara estas recetas y aprovecha todos sus beneficios.

Cómo preparar la base para las recetas con agua de rosas

Antes de darte las recetas que te ayuden a embellecer tu rostro, es importante saber cómo preparar el agua base. 

Ingredientes

  • 500 g de pétalos de rosas
  • 2 tazas de agua destilada (500 ml)

Utensilios

  • 1 cacerola con su tapa
  • 1 botella de cristal con cierre hermético

Preparación

  • Comienza seleccionando los pétalos de rosas (las rosas rojas son las que gozan de mejor fragancia).
  • Llena la cacerola con medio litro de agua destilada, añade los pétalos de rosas y calienta a fuego alto.
  • Cuando el agua comience a hervir, baja el fuego, con cuidado de que el vapor no escape, ya es el que contiene los aceites esenciales de las rosas.
  • Mantén bien tapado por 10 minutos más.
  • Apaga el fuego y deja reposar por una hora sin destapar la olla.
  • Una vez haya bajado todo el vapor, pasa todo el contenido por un filtro.
  • Guarda el agua en la botella de cristal, cierra bien y deja en la nevera.

Mascarillas faciales a base de agua de rosas

Ahora que ya tienes el agua de rosas, prueba con las siguientes mascarillas. Descubrirás que son sumamente sencillas y agradables.

1. De glicerina y limón

La primera de las recetas es una excelente opción para combatir el envejecimiento y la piel seca.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 4 gotas de glicerina
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

Preparación

  • Mezclar el agua de rosas con la glicerina y el jugo de limón.
  • Con ayuda de un algodón, aplica esta mezcla en la cara todas las noches.
  • Espera a que seque y enjuaga con agua tibia.
  • Para terminar, aplica tu crema hidratante.

2. Agua de rosas, papa y miel

Esta alternativa es un remedio casero eficaz para limpiar manchas de la piel. Ayuda a hidratar la piel, haciendo que sea más flexible, al tiempo que la rejuvenece.

Ingredientes

  • 1 papa mediana
  • 3 cucharadas de agua de rosas (30 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Pela una papa y pícala en trozos.
  • Licua la papa hasta obtener un puré y añade el agua de rosas, la miel y el jugo de limón y mezcla hasta formar una pasta de consistencia suave.
  • Aplicar la mascarilla en la cara y deja reposar por 15 minutos.
  • Lava bien con agua templada.

Utiliza este remedio una vez a la semana para obtener una piel radiante y libre de arrugas.

3. Agua de rosas, cúrcuma y sándalo

¿Tu rostro está inflamado y maltratado por culpa del maquillaje y la contaminación? En ese caso, esta receta es justo lo que necesitas.

Además de tener un aroma increíble, cuenta con propiedades antiinflamatorias que no debes perderte.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de agua de rosas (30 ml)
  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • 2 cucharadas de sándalo en polvo (20 g)

Preparación

  • Mezcla los tres ingredientes en un bol hasta que queden perfectamente integrados.
  • Con ayuda de una brocha, esparce la mascarilla desde el cuello hasta el rostro. Asegúrate de cubrir perfectamente toda la piel.
  • Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Aplica esta mascarilla tres veces por semana para obtener mejores resultados.

4. Jugo de tomate y agua de rosas

La prolongada exposición al sol puede producir daños permanentes en la piel.

Por suerte, los efectos negativos pueden resolverse gracias a las propiedades astringentes y antiinflamatorias de esta receta.

El jugo de tomate ayuda a reducir las molestias causadas por la exposición excesiva al sol.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 2 cucharadas de jugo de tomate natural (20 ml)

Preparación

  • Mezcla el jugo de tomate con el agua de rosas y aplica en rostro quemado por el sol.
  • No es necesario que enjuagues y puedes aplicar tantas veces como desees este remedio.

5. Agua de rosas y mangomango

¿Buscas recetas con agua de rosas que aporten muchas vitaminas a tu piel? En ese caso, debes probar esta mascarilla. Además de tener una textura increíble, es una buena fuente de antioxidantes y vitamina C.

Esta mascarilla es ideal si tu piel es muy seca y quieres hidratarla sin sensaciones grasas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 1 cucharada de pulpa de mango (10 g)

Preparación

  • Combina ambos ingredientes muy bien y aplica la mezcla sobre tu cuello y rostro.
  • Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  •  Si la piel de tu rostro tiende a la sequedad puedes repetir dos veces a la semana este procedimiento.


Fuente