El plátano es una fruta dulce muy beneficiosa para la salud. Sus propiedades hacen que sea uno de los alimentos más recomendados para todo tipo de dietas.

Aunque durante muchos años dejó de ser el preferido de muchas personas por tratarse la fruta de más alto nivel calórico junto con el aguacate, en la actualidad está ganando de nuevo fama porque se han comprobado muchos beneficios para la salud gracias a su concentración de nutrientes y energía.

Se estima que cada 100 gramos de plátano cuentan con 90 calorías, azúcares y minerales como el potasio, magnesio, hierro y sodio. Además, es una fuente de vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, vitamina E y fibra.

La mejor forma de aprovechar al máximo todos los beneficios nutricionales de esta fruta es mediante su consumo directo. Sin embargo, por tener un sabor tan delicioso y especial, también se pueden disfrutar mediante la preparación de diferentes recetas.

No te pierdas estas 4 ideas para que aproveches esos plátanos que se están madurando en tu despensa. ¡Te encantarán!

1. Smoothie de plátano y fresa

El batido de plátano y fresa es una de las mejores opciones para disfrutar de los beneficios de estas frutas en las primeras horas de la mañana.

Toma esta deliciosa bebida en ayunas o como complemento de tu desayuno saludable.

Ingredientes

  • 1 taza de fresas frescas (225 g)
  • 2 plátanos maduros
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)
  • 1 taza de cubitos de hielo
  • ¾ de taza de leche vegetal o de vaca (190 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Para empezar, lava muy bien las fresas y trocéalas por la mitad.
  • A continuación, incorpóralas en la licuadora y procésalas con el resto de los ingredientes hasta obtener un batido homogéneo.
  • Tómalo sin colar.

2. Helado de plátano

La elaboración del helado de plátano es bastante simple y se puede hacer con diferentes técnicas e ingredientes.

La receta que te compartimos en esta ocasión utiliza únicamente mantequilla de maní como ingrediente adicional y el resultado es un postre delicioso.

Ingredientes

  • 4 plátanos muy maduros
  • 2 cucharadas de mantequilla de maní (50 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Corta en rodajas los plátanos, colócalos en un recipiente y llévalos al congelador durante un par de horas.
  • Cuando se hayan congelado, introdúcelos en una licuadora potente y bátelos hasta obtener una consistencia cremosa. Se le puede agregar un par de cucharadas de leche para facilitar el licuado.
  • Por último, agrega la mantequilla de maní y procesa de nuevo hasta que quede bien incorporado.
  • Sírvelo de inmediato o congélalo de nuevo.

3. Galletas de plátano y avena

Galletas de plátano y avena

Estas galletas de sabor dulce son ideales para disfrutar en la merienda o como parte del desayuno.

Por estar elaboradas solo de avena y banano, es una fuente de fibra, vitaminas y otros nutrientes muy buenos para la salud.

Ingredientes

  • 2 plátanos maduros
  • 1 taza de avena (105 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Precalienta el horno y, mientras tanto, tritura los plátanos y mézclalos con la avena hasta obtener una masa pegajosa.
  • Engrasa una bandeja para el horno y coloca varias porciones de la mezcla, formando las galletas.
  • Hornea durante unos 15 minutos y listo.
  • Puedes agregarle una cucharadita de canela o un puñado de nueces.

4. Pastel de plátano

Pastel de plátano

El pastel de plátano es una forma exquisita y nutritiva de incluir esta fruta en la dieta, en especial para los niños, que suelen tener problemas para comerla por sí sola.

Su preparación es bastante sencilla y el resultado es un bizcocho perfecto para compartir en la merienda o en una ocasión especial.

Ingredientes

  • 6 bananas
  • 2 huevos
  • ½ taza de azúcar (100 g)
  • ¼ taza de leche (62 ml)
  • 3 cucharadas de margarina (90 g)
  • 1 taza y media de harina (180 g)
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (5 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Toma los plátanos y tritúralos con un tenedor hasta obtener un puré.
  • A continuación, incorpora el azúcar, los huevos, la mantequilla derretida y la media taza de leche.
  • Precalienta el horno a 250 ºC.
  • Integra bien todos los ingredientes y, posteriormente, agrega la harina, previamente tamizada con el polvo de hornear.
  • Tras obtener una masa de plátano con la consistencia deseada, engrasa el molde para hornear, enharínalo y vierte la mezcla.
  • Hornea el pastel durante unos 30 o 40 minutos.
  • Pasado el tiempo recomendado, retíralo del horno y pártelo en las porciones deseadas.


Fuente