El debilitamiento de las uñas es un problema que afecta la estética de las manos, ya que dificulta la realización de la manicura y otros tratamientos de belleza.

Este suele darse como consecuencia de una deficiencia nutricional, la exposición a los químicos de los productos de limpieza o alguna enfermedad.

A pesar de que no suele afectar de forma directa la salud, sí resulta bastante molesto porque interrumpe el crecimiento normal de las uñas y hace que se vean mal.

La buena noticia es que hay varios tratamientos cosméticos que permiten fortalecerlas para que se conserven bonitas y sin imperfecciones.

En este espacio queremos compartir las opciones naturales pensando en todas aquellas que no pueden invertir su dinero en los productos que venden en el mercado.

¿Te gustaría conocerlas?

1. Aceite de oliva

Los ácidos grasos esenciales y los antioxidantes que contiene el aceite de oliva son excelentes nutrientes para mejorar la estructura de la uña.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de oliva (60 g)
  • 5 gotas de jugo de limón

¿Qué debes hacer?

  • Agrega el limón en el aceite de oliva y sumerge las uñas durante 15 minutos.
  • Guarda la mezcla en el refrigerador y repite el tratamiento todos los días.

2. Papaya con aceite de almendras y huevo

Esta mascarilla casera para las uñas y cutículas contiene nutrientes que ayudan a retener la humedad natural mientras las fortalecen.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de jugo de papaya (20 ml)
  • ½ cucharadita de aceite de almendras (2,5 g)
  • 1 cucharada de yema de huevo

¿Qué debes hacer?

  • Coloca los tres ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener un producto homogéneo.
  • Toma un pincel de esmalte y aplícalo sobre las uñas y cutículas.
  • Déjalo actuar 30 minutos y enjuágalas con agua fría.
  • Repite el tratamiento todos los días.

3. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato-de-sodio

El bicarbonato de sodio es otro producto muy útil para fortificar las uñas. Sus propiedades antisépticas previenen los hongos y ayudan a evitar el quiebre.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte una cucharada de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia y sumerge las uñas durante 15 minutos.
  • Repite el tratamiento tres veces a la semana.

4. Menta y manzanilla

El tratamiento de menta y manzanilla es un tónico muy saludable para proteger las uñas de las agresiones del ambiente.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manzanilla (20 g)
  • 4 hojas de menta
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (14 g)
  • 2 cucharadas de harina de trigo (20 g)

¿Qué debes hacer?

  • Agrega la manzanilla y las hojas de menta en una taza de agua hirviendo.
  • Deja que el preparado repose durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, agrega el aceite de oliva y la harina de trigo.
  • Vierte el producto en un frasco y frótalo sobre las uñas y cutículas.
  • Déjalo actuar media hora y enjuaga con agua fresca.

5. Cola de caballo y consuelda

Infusión de cola de caballo

Este remedio herbal disminuye los efectos negativos que sufren las uñas a causa de su contacto con varias superficies y, por si fuera poco, las fortalece para evitar su quiebre.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cola de caballo (5 g)
  • 1 cucharadita de consuelda (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Coloca a hervir el agua y agrégale la cola de caballo y la consuelda.
  • Déjalo reposar y sumerge las uñas durante 15 minutos.
  • Repite este tratamiento varias veces por semana.

6. Aceite de ricino y vitamina E

El aceite de ricino cuenta con ácidos grasos esenciales que hidratan y protegen las uñas. Combinado con un poco de vitamina E obtenemos un tratamiento fortalecedor que las dejará más brillantes que nunca.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de ricino (14 g)
  • 5 gotas de vitamina E

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla la vitamina E con el aceite de ricino y aplícalo sobre las uñas usando un pincel o brocha.
  • Repite el proceso todos los días.

7. Limón y azúcar

Exfoliante-de-limón

El tratamiento exfoliante de limón y azúcar ayuda a mejorar las cutículas y previene la fragilidad de las uñas.

Ingredientes

  • ½ limón
  • 1 cucharada de azúcar (10 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el limón con la cucharada de azúcar y frota el tratamiento en tus manos y uñas.
  • Déjalo reposar 5 minutos y enjuaga.
  • Procura aplicarlo en horas de la noche, para evitar manchas en la piel.
  • Úsalo cada 4 días.

¿Sigues sufriendo por la debilidad de tus uñas? Elige alguno de estos tratamientos y úsalo de forma continua para decirle adiós a este problema.


Fuente