El estreñimiento es un trastorno digestivo muy habitual que afecta a los individuos de todas las edades. Se caracteriza por la dificultad para evacuar las heces todos los días, aunque también puede incluir molestias en el estómago, mal aliento y dolor de cabeza.

Entre sus principales causas está la mala alimentación, la deshidratación y el sedentarismo; sin embargo, en ocasiones puede ser el síntoma de alguna enfermedad o el indicio de alteraciones en la flora intestinal.

Los profesionales de la salud recomiendan modificar los hábitos de vida y mejorar la calidad de la dieta para evitar los episodios recurrentes de esta afección.

Sin embargo, muchos prefieren acudir a laxantes comerciales para mejorar su actividad intestinal y facilitar la expulsión de los desechos.

El gran problema es que estos suelen ocasionar efectos secundarios y, casi siempre, generan dependencia para volver a evacuar.

Por fortuna existen soluciones 100% naturales cuyas propiedades ayudan a conseguir efectos similares sin poner en riesgo la salud.

En esta oportunidad queremos compartir las 10 mejores para que no dudes en probarlas siempre que te aqueje esta condición.

1. Limón

El jugo de limón fresco es uno de los mejores digestivos que nos ofrece la naturaleza. Contiene fibra y vitaminas esenciales que apoyan el movimiento intestinal para impulsar la eliminación de los desechos.

Con el fin de facilitar su consumo y potenciar sus cualidades se recomienda ingerirlo diluido en agua y en ayunas.

2. Semillas de lino

Consideradas como un “superalimento”, las semillas de lino, también conocidas como linaza, tienen un elevado contenido de fibra y ácidos grasos omega 3 que participan en la digestión.

Se les atribuyen poderosas cualidades laxantes ya que alivian casos moderados de estreñimiento e inflamación.

Estas se pueden añadir en múltiples recetas, pero lo idóneo es ponerlas en agua toda la noche para beber el líquido viscoso resultante en ayunas.

3. Aceite de ricino

Aceite-de-ricino

Si consumes un par de cucharaditas de aceite de ricino en ayunas acabarás de una vez por todas con el estreñimiento.

Este aceite contiene un activo especial que, al digerirse, estimula la actividad de los intestinos delgado y grueso.

No obstante, su consumo no debe ser excesivo ni a largo plazo porque podría ocasionar reacciones no deseadas.

4. Kiwi

Una de las frutas con efecto laxante suave es el kiwi. Famoso por su alto aporte de vitamina C y fibra, es un alimento que se puede ingerir todos los días como preventivo del tránsito intestinal lento.

Los nutricionistas aconsejan ingerir dos kiwis en ayunas para desbloquear los intestinos y aliviar el estreñimiento.

5. Espinacas

Espinacas

Entre las múltiples propiedades de las que gozan las espinacas se destaca su acción digestiva y depurativa.

Siempre y cuando se consuman crudas, sirven para reconstruir y regenerar el tracto intestinal que se ve alterado por el consumo de alimentos inapropiados.

Estas se pueden añadir a batidos, ensaladas, sopas y muchas otras recetas.

6. Uvas

Las uvas contienen sustancias como la celulosa, el azúcar y ácidos orgánicos cuyos efectos en el organismo mejoran el movimiento intestinal.

Cuando se tienen dificultades digestivas resulta conveniente consumir un pequeño cuenco de uvas o medio vaso de su jugo natural.

Otra opción es ingerir uvas pasas remojadas en agua durante uno o dos días, según la gravedad del problema.

7. Higos

Higos y leche de sésamo

Conocidos también como brevas, este pequeño fruto ha sido reconocido desde la antigüedad por ser un excelente laxante natural.

Este beneficio se le atribuye a su alto aporte de fibra, nutriente que facilita la digestión de los alimentos y el movimiento de las heces a través del intestino.

Lo idóneo es adquirirlos frescos, ya que en su cáscara es donde se concentra la mayor cantidad de fibra y calcio.

No obstante, también sirven los de presentación seca, aunque deben ponerse en remojo toda la noche.

8. Ciruelas

Las ciruelas son uno de los laxantes naturales más conocidos y eficaces. Tiene un sabor delicioso y están llenas de nutrientes que benefician nuestra salud.

Su consumo se aconseja a través de jugos naturales, o bien como parte del desayuno junto con cereales integrales.

9. Frutos secos

frutos secos

Los frutos secos son una fuente natural de ácidos grasos y fibra que los hacen buenos aliados de la salud intestinal.

Su consumo regular evita la acumulación de colesterol y promueve la eliminación de los desechos que bloquean el colon.

Además, es un aperitivo muy saludable que controla la sensación constante de hambre para evitar la ingesta excesiva de calorías.

10. Aloe vera

El gel que contiene la planta de aloe vera tiene cualidades antiinflamatorias y laxantes que aceleran el alivio de esta condición.

En las farmacias podemos encontrarlo en diferentes presentaciones, como té o comprimidos, pero lo mejor es tomarlo en forma natural, con un poco de miel de abejas.

Ten en cuenta que para aliviar por completo el estreñimiento debes revisar tus hábitos alimenticios e incrementar la ingesta diaria de agua.


Fuente