Uniplaces, el portal de alojamiento universitario, comparte 10 de los campus universitarios que han sabido aunar funcionalidad y eficacia teniendo en cuenta su impacto ecológico.

Universidad Autónoma de Barcelona (España)

La UAB es la universidad más ecológica del mundo, fruto de dos décadas de duro trabajo que ha dado como resultado una disminución energética de más del 60 % y una reducción del consumo de agua un 90 % inferior a otras construcciones de características similares.

Universidad de Lausana (Suiza)

Esta universidad envía los desechos de alimentos que se generan en sus instalaciones a granjas de la zona, para su reciclaje y posterior uso en la producción de fertilizantes orgánicos, así como biogás, lo que permite proveer electricidad a los municipios cercanos.

Universidad de Columbia Británica (Canadá)

Uno de los objetivos de esta universidad es fomentar la durabilidad y el respeto por el planeta. Sus edificios han sido diseñados para usar propiedades geotérmicas. Asimismo, ayuda a los comerciantes locales, ya que alberga un mercado de productos biológicos todas las semanas.

Universidad de Copenhague (Dinamarca)

Conocida como El faro verde, la Universidad de Copenhague es el primer edificio público de Dinamarca en neutralizar sus emisiones de carbono. Genere su propia energía, gracias a paneles solares que alberga, en su mayoría, bajo tierra.

Universidad de Oslo (Noruega)

Noruega es uno de los países más ecológicos del mundo, y buena prueba de ello son sus universidades. La UiO, situada en Oslo, lleva a cabo diversas medidas para cuidar el medio ambiente. Por ejemplo, pone a disposición de estudiantes y profesores puntos de recarga para vehículos eléctricos. Además, la universidad solo adquiere electricidad renovable y utiliza únicamente calefacción central.

Universidad Al Akhawayn d’Ifrane (Marruecos)

Esta universidad marroquí quiere convertirse en una de las más ecológicas del mundo reduciendo su factura energética. La piscina del campus se calienta gracias a quemadores de biomasa, y en la mayoría de los edificios se han instalado paneles solares y bombillas de tipo LED.

Universidad de Sussex (Reino Unido)

El desarrollo sostenible es muy importante tanto para esta universidad británica, como para sus estudiantes, que han puesto en marcha una iniciativa llamada freecycling. Se basa en el trueque y se trata de una tienda donde dejas cosas que ya no utilizas y te llevas otras que necesitas. Reciclaje, ahorro de energía y dinero… ¡todos salen ganando!

Universidad de Lille (Francia)

Las universidades francesas también se preocupan por el medio ambiente y en el campus universitario de Lille son ponis Shetland los encargados de cortar el césped. Esta técnica, además de ser buena para los animales, evita el ruido y la contaminación generados por las máquinas y ayuda a mantener la biodiversidad en el campus.

Facultad de Sostenibilidad, Universidad Estatal de Arizona (EE. UU.)

Además de ser la primera facultad de Estados Unidos dedicada a la investigación de los principios de la sostenibilidad, los edificios de la facultad de Sostenibilidad han sido diseñados para reducir el consumo de agua y de energía, combinando el uso de materiales reciclados y la producción de energía solar.

Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda)

La Universidad de Canterbury está muy comprometida con el desarrollo sostenible y cuenta con huertos ecológicos donde los estudiantes pueden cultivar sus propias frutas y verduras. Dos de las cafeterías del campus sirven productos orgánicos y la mayoría de los edificios han sido construidos o renovados siguiendo normas ecológicas.

https://www.uniplaces.com/es/